Cómo limpiar las llantas con seguridad

Seguro que muchas veces te has preguntado cómo limpiar correctamente las llantas de tu coche, y es que, al final, son zonas que se ensucian de manera constante, sobre todo si utilizas tu vehículo a diario. Por eso, desde MyCarsFirst queremos darte las claves para que tus llantas permanezcan limpias y brillantes como el primer día. 

Algunos consejos previos

Tanto las llantas como los neumáticos acaban por acumular una gran cantidad de suciedad y polvo de ferodo, que es el material del que están hechas las pastillas de freno y se pulveriza durante su uso. 

A su vez, son una de las partes más visibles y delicadas del coche, por lo que un mal aspecto de las mismas puede arruinar la estética entera de tu vehículo, por no hablar de la seguridad que otorga el hecho de que los neumáticos estén en perfecto estado. Por eso, ahí van algunos consejos muy fáciles de aplicar para que no se te pase nada por alto:

  • Limpieza de llantas: paso número 1. Durante una buena limpieza de todo el coche, éste debería ser el primer paso a tener en cuenta y tiene su lógica, ya que lo ideal es limpiar primero aquellas zonas más sucias y que acumulan más polvo para que al continuar con el proceso de limpieza, no se produzcan salpicaduras que acaben por arruinar todo nuestro trabajo. 

  • Superficie de trabajo fría y a la sombra. A la hora de limpiar estas zonas tan delicadas es mejor hacerlo sobre una superficie que no acumule un calor excesivo porque además de que puede resultar mucho más incómodo, también puede hacer que los productos que utilicemos se sequen antes de tiempo, algo nada deseable para un resultado perfecto.

Recuerda que estos consejos no se llevan a cabo únicamente para mantener bonita y brillante una de las zonas más aparentes del coche, sino también para mantenerlo en buen estado, algo que siempre te recordamos es fundamental para aumentar tu seguridad en la carretera. 

Proceso exhaustivo pero sencillo

Y ahora, manos a la obra, te damos paso a paso el ritual de limpieza:

  1. ¿Desmontar o no las llantas? Dependerá del grado de suciedad que éstas tengan y de si queremos una limpieza más profunda. En el caso de que estén muy mal, te recomendamos que, aunque pierdas un poco más de tiempo, inviertas paciencia en desmontar una a una sobre todo para limpiar la cara interna y aquellas piezas ocultas que normalmente no resultan accesibles. Por lo demás, el proceso de limpieza es similar en uno y otro caso.

  2. Remojar las llantas. Para eliminar así la suciedad y las manchas más superficiales. De este modo, conseguiremos ablandar el polvo más resistente, lo que nos facilitará el trabajo a posteriori. Podemos encontrarnos con que la suciedad esté demasiado adherida y sea muy profunda. Te recomendamos utilizar un producto más específico como un limpiallantas, que se usa en seco pulverizándolo para luego sí, acabar por remojarlas. Notarás la diferencia. Recuerda: es importante que respetes el tiempo de secado que marca cada producto, ya que si lo dejas menos tiempo del recomendable los resultados no serán los mismos.
     
  3. Cepillo para las llantas. Una vez aplicado el limpiallantas, pasaremos a utilizar un cepillo de un tamaño adecuado para limpiar entre los radios donde también se acumula mucha suciedad. 

  4. Champú para la carrocería. Ha llegado el momento de utilizar el champú que utilizas habitualmente para terminar de quitar toda la suciedad a las llantas. Hay casos en los que no será necesario utilizar un limpiallantas debido a que éstas no están tan sucias, por lo que se aplicará el champú de la carrocería directamente. 

  5. Tornillos y rebajes. Nada como utilizar un pequeño cepillo de cerdas suaves que complete nuestro trabajo y deje las llantas totalmente impolutas y como nuevas. Con ayuda del champú y una buena cantidad de agua para cerrar el proceso, ya habrás casi terminado tu trabajo. Seca con una microfibra para evitar las indeseadas gotas que puedan dejar marcas sobre la superficie de las llantas.

  6. Aplicación del sellante de llantas. Utilizar este producto como paso final te permite proteger las llantas a través de una película protectora evitando que la capa de ferodo de las pastillas de freno se acumule en su superficie. Además, el acabado será mucho más espectacular facilitándote el trabajo las próximas veces que vayas a limpiar las llantas. 

Productos recomendados 

Desde MyCarsFirst te recomendamos el abrillantador de neumáticos y llantas de DoctorWax, que también tienes en formato espuma, así como el limpiador de neumáticos y llantas y el abrillantador de NANOX, que con su composición a partir de la nanotecnología te asegura una limpieza total y un brillo sin igual en este tipo de zonas del coche. 

Para una mayor protección y teniendo en cuenta los tiempos que vivimos, te recomendamos a su vez utilizar guantes desechables durante todo el proceso y un tipo de ropa (preferiblemente vieja) que te permita lavarla después y de forma inmediata con agua caliente. Recuerda que deberás usar mascarilla también durante todo el tiempo (evitando tocarte la cara, por supuesto) y que ésta deberá ser adecuada y estar en óptimas condiciones. Tu seguridad y la de aquellos y aquellas a quienes más quieres, es siempre, lo primero.

Y, por supuesto, un último consejo: sigue disfrutando de la conducción. 

  • Sitio cifrado y seguro Sitio cifrado y seguro
  • Envíos en 24-48 h Envíos en 24-48 h
  • Pasarelas de pago seguras Pasarelas de pago seguras
  • Devolución garantizada Devolución garantizada

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies